¿Cual es el valor de una empresa?

Inicio » ¿Cual es el valor de una empresa?
cuanto-vale-mi-empresa

Respuesta inmediata

12 + 6 =

Mar 30, 2022

Escribo este artículo con el ánimo de compartir una experiencia que he vivido esta misma mañana, y que nos ocurre con frecuencia.

Nos ha llamado un posible cliente, vendedor de su empresa.

Para analizar si podía encajar en el perfil de empresa que nosotros cogemos con mandato de venta (recibimos muchas llamadas, pero sólo unas pocas empresas son las elegidas anualmente para llevar su venta), he preguntado al dueño de la empresa unos datos básicos sobre la misma (facturación, beneficios, etc.), así como el precio que llevaba en mente por la misma.

Y me ha contestado que el precio en el que había pensado era el de 7 veces el múltiplo de los beneficios.

Lógicamente, le he preguntado en qué basaba su valoración, y me ha contestado que era el precio que había pagado un fondo por una compañía similar a la suya, pero ubicada en un país vecino.

Inmediatamente, me han venido a la cabeza dos reflexiones, que suelen cumplirse en una gran mayoría de los casos:

  • Independientemente de la valoración que hagan expertos valoradores, de una compañía (mediante el método del descuento de flujos de caja, por ejemplo, que suele ser el más habitual), el vendedor siempre va a pensar en términos de múltiplos, bien de su beneficio (ebitda si el vendedor tiene algo más de conocimiento financiero) o de su facturación. Al final, para el dueño el valor de su empresa se reduce a en cuantos años el comprador podrá amortizar la compra.
  • Y la segunda reflexión, es que muy a menudo, los vendedores llegan a la conclusión sobre el múltiplo a aplicar, basándose en comparaciones erróneas, pues, por un lado, es muy difícil que dos compañías sean tan similares como para que se pueda aplicar el mismo múltiplo a las dos; y por otro lado, frecuentemente el vendedor infla el dato sobre el precio obtenido, o simplemente no da toda la información que puede afectar a dicho precio como es una forma de pago muy diferida, o un importe excesivamente alto que le ha sido retenido del precio.

En definitiva, la valoración de una empresa, pese a la conveniencia de contar con una valoración realizada por expertos valoradores, al final hay que pasarla por el filtro de la satisfacción para el vendedor de sus expectativas de precio, que no siempre están alineadas con el valor real de su empresa, y que a menudo, están contaminadas por comparaciones que son inexactas.

En Luba Corporate no valoramos empresas, pero sí ayudamos a nuestros clientes a reflexionar sobre cuales son sus expectativas de precio, y cómo alinear el valor de su empresa con dichas expectativas.

Compartir

Contacta con nosotros

Aviso Legal

5 + 10 =